+ Terapia EMDR












EMDR son las siglas en inglés de “Desensibilización y Reprocesamiento por el Movimiento Ocular” (Eye Movement Desesitivation and Reprocessing).

Se trata de un método terapéutico descubierto por la psicóloga Francine Shapiro en los Estados Unidos en 1987.
La introducción de EMDR en el campo de las psicoterapias es –parafraseando a Jacques Roques- el hecho más desconcertante y quizás más significativo desde el advenimiento del psicoanálisis hace 100 años.

Desconcertante porque parece imposible, para cualquier terapeuta formado de manera clásica, aceptar la idea de que hacer mover los ojos al paciente mientras este evoca escenas acaecidas en su vida, pueda aliviar su padecer, desbloquear su psiquismo y promover posiciones subjetivas y conductas más adaptativas.

La idea misma parece descabellada, y contraria a la ética profesional de quien desee curar con los medios más apropiados y reconocidos.

Sin embargo, existen muchos estudios controlados que demuestran la eficacia del EMDR en el tratamiento de los Trastornos por Estrés Postraumático (TEPT) , Ataques de pánico, Duelos-Pérdidas, Psicoprofilaxis quirúrgica, Fobias y Desórdenes de atención. También se utiliza para mejorar el rendimiento en las áreas laboral, artística, deportiva, de aprendizaje.

Hay abundancia de pruebas respecto a la eficacia del tratamiento EMDR.

¿Cómo cura el EMDR? Hay múltiples hipótesis, una de ellas es la estimulación de mecanismos de reorganización de la memoria y de los recuerdos episódicos similares a los que
acompañan la producción de sueños (el sueño paradojal -o sueño REM-, sería un método "natural" para el reprocesamiento de la información, cuyas condiciones se reproducen en las sesiones EMDR),
reprocesamiento que también se vería facilitado por la inducción durante la sesión de un estado desdoblado de conciencia, parecido al que se alcanza mediante la meditación.

La terapia EMDR es una técnica terapeútica para "liberar" al psiquismo de la persona y a su cerebro, de todo tipo de traumas, tanto pasados como recientes, así como los síntomas que el trauma genera: ansiedad, miedo, angustia, rabia, dolor, insomnio, estrés, todos ellos elementos perturbadores y estresores del psiquismo humano.

El método EMDR, debe ser bien aplicado por profesionales de salud mental que garanticen su correcta aplicación (psicólogos o psiquiatras con formación certificada) , e integrado a veces con otras técnicas, según lo requiera cada caso.

El EMDR pone el acento sobre los mecanismos de autocuración que se ha comprobado forman parte del psiquismo, y que habrían sido largo tiempo subestimados en el campo de la psicoterapia.

Nadie duda de la existencia de tales mecanismos en lo que se refiere al cuerpo, ya sea se trate de una herida leve o profunda, la intervención exterior del médico no hará más que acompañar la capacidad natural del cuerpo de recuperar su propio equilibrio, su homeostasis.

En el dominio psíquico, ocurre -según este enfoque terapéutico- lo mismo. Una herida banal (un accidente automovilístico leve, una pelea con un compañero de trabajo) se “cicatriza” ella misma. Pero si la herida es más profunda, o si ella ha desestabilizado la estructura misma del yo, ella necesita a menudo una intervención exterior para sanar. Pero esta asistencia deberá consistir en saber estimular de la mejor manera los “mecanismos de autocuración” del mismo paciente.

¿Qué es un trauma?



La palabra trauma deriva del griego y significa herida. El trauma es una herida que puede ser provocada por variadas situaciones. Cuando oímos hablar de traumas lo asociamos a problemas originados por grandes desastres naturales como terremotos o huracanes. También aquellos causados por el hombre, como guerras, accidentes, abusos, etc.

Los especialistas los denominamos Traumas con "T" por la gran magnitud de sus causas. También existe otra categoría de traumas con "t", cuyo origen está relacionado con hechos, aparentemente, de menor importancia.

Sin embargo, la importancia de las causas del trauma no determina la calidad del daño que éste produce. Puede ser tan dañino un "Trauma" como un "trauma", porque sus efectos dependerán de cada persona, de su historia y entorno afectivo, del momento en que se haya producido y de su reiteración a lo largo del tiempo. El trauma, no importa su origen, lastima de tal manera la salud, la seguridad y el bienestar de la persona, que ésta puede llegar a desarrollar creencias falsas y destructivas de sí misma y del mundo.

EMDR Pone en marcha un sistema de procesamiento de información del cerebro.

El modelo EMDR toma en cuenta los componentes fisiológicos de las dificultades emocionales.

El método de EMDR enfoca directamente estas sensaciones físicas además de las creencias negativas y estados emocionales de los síntomas que perturban al paciente.

Uno de los aspectos más importante de la TERAPIA EMDR, es la manera en que se movilizan el humanismo, la empatía y el apoyo del terapeuta al servicio del paciente mientras este pasa revista a recuerdos extremadamente dolorosos evitando la RETRAUMATIZACION del relato.Dependiendo del motivo de consulta, la personalidad del paciente y su sintomatología, el tratamiento con EMDR puede extenderse desde 3 sesiones hasta más de un año si se trata de sintomatología compleja. Las sesiones duran aproximadamente 60-90 minutos.

"El pasado no puede cambiarse ni borrarse, pero, definitivamente, es posible dejar de sufrir por él" (Jacques Roques)




EN LO QUE SE REFIERE A MI PRACTICA TERAPEUTICA CONCRETA, considero el EMDR en el contexto amplio del Proceso Psicoterapéutico. La conveniencia clinica de utilizarla o no, o su oportunidad, es evaluada caso por caso.

Para solicitar una entrevista o mayor información podés comunicarte al celular (011) 15 50598178 o enviar un mail a psicoarte.hoy@gmail.com indicando nombre, teléfono y horario de contacto y me comunicaré a la mayor brevedad posible.