Prevenir el suicidio entrenando para la vida.


La desaparición de Robin Williams suscitó en las redes sociales un sentimiento de impotencia, miedo e  incomprensión.

¿Cómo puede ser que un hombre en apariencia tan alegre haya podido ser abatido por la depresión y decidir acabar con su vida?

Hoy 10 de septiembre, es el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, y se fomentan en todo el mundo compromisos y medidas prácticas para prevenir los suicidios. Cada día hay en promedio casi 3000 personas que ponen fin a su vida, y al menos 20 personas intentan suicidarse por cada una que lo consigue.

Con el patrocinio de la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio, la OMS y sus colaboradores preconizan una terapia adecuada y medidas de seguimiento para quienes han intentado suicidarse, junto con un tratamiento más mesurado del suicidio por parte de los medios de comunicación.

Es necesaria una labor mundial de concientización de que el suicidio es una de las grandes causas prevenibles de muerte prematura. Los gobiernos deben elaborar marcos normativos para las estrategias nacionales de prevención del suicidio. A nivel local, las declaraciones políticas y los resultados de la investigación deben plasmarse en programas de prevención y actividades comunitarias.  (declaración de la Organización Mundial de la Salud)


El suicidio es un problema oculto.

La agencia sanitaria de Naciones Unidas presentó recientemente el primer informe sobre suicidio. Cada 40 segundos una persona se quita la vida en el mundo.
800.000 personas se suicidan anualmente, esto es más que el conjunto de las 500.000 que son víctimas de un homicidio, y de las 200.000 que mueren a causa de un conflicto bélico o de las fallecidas por un desastre natural.
"El suicidio es un problema oculto, en relación con el cual hay un malentendido: pensar que el mayor número de suicidios se comenten en los países ricos. Esto no es verdad. El 75 por ciento de los suicidios ocurren en los países en desarrollo", señaló en rueda de prensa Shekar Saxena, director del departamento de Salud Mental de la OMS.

Precisamente, uno de los principales problemas es el estigma y el tabú que rodea al tema. Sólo 28 países en el mundo cuentan con un plan estratégico para prevenir el suicidio de su población, y únicamente unos 60 recopilan datos de los suicidios cometidos.

Necesitamos medios de comunicación responsables: Basta de sensacionalismo.
La OMS cree que los medios de comunicación deberían hacer una cobertura "más responsable" de los casos de suicidios. "Está probado que cuando se publicita de manera sensacionalista un suicidio, las personas vulnerables que están pensando en quitarse la vida, pasan a la acción, porque se sienten identificadas con el problema y con la solución tomada por la persona famosa que acaba de morir", señalaron.  
"Existe un gran factor de incitación. ¿Si no informamos de cada persona que muere de cáncer, porque lo hacemos de cada una que se tira al tren?", reflexionó la experta.

Pensamientos suicidas

Puede ocurrir que en el transcurso de la vida se pierda la orientación del sentido que nos ayuda a definir un propósito de existir. También es frecuente perder de vista que la felicidad y la paz interior provienen del interior de nuestro ser, pero se apoyan en la posibilidad de establecer vínculos nutritivos con los otros, porque somos seres sociales. Cuando se llega a cierto punto de abandono o autoabandono, desolación, desesperanza, baja autoestima y un pobre auto concepto, sumado a la idea recurrente de que "no vale la pena vivir" es cuando los intentos de suicidio pueden dejar de ser intento y convertirse en acto consumado. 
Pueden existir varios factores que inclinen a una persona a cometer este acto, no precisamente por el factor en sí mismo sino por la forma inadecuada de afrontarlos y lo significativo de las consecuencias sociales, psicológicas y físicas que trae para el individuo. Por ejemplo: un embarazo no deseado, una historia de abuso, una víctima de bullying, orientación homosexual, problemas económicos, jubilación, muerte de algún pariente, abuso de sustancias, depresión, bipolaridad, etc. 

También a veces los pensamientos suicidas pueden ser expresión de estrés post traumático:
luego de haber experimentado traumas, puede ser una manera involuntaria en que la mente intenta liberarse del malestar emocional del trauma, en esos casos es necesario tratar el estrés post-traumático para que cese la ideación suicida.

Cualquier persona puede llegar a tener fantasías suicidas en algún momento de la vida.
Eso no significa que el suicidio se vaya a cometer. Sin embargo es de extrema importancia que en caso de dudas sobre uno mismo o sobre terceros, se haga una consulta con un profesional. Si estás pensando en el suicidio lo más importante es que hables con alguien. Que busques ayuda ahora. Habla con tu familia o con algún amigo o compañero para aliviar el dolor que sufrís. Y consultá lo más rápidamente posible a un psicólogo o a un médico.


"Yo he sobrevivido al suicidio de un ser querido"
"Ya no hablo casi de eso. A veces me parece que es algo que me hubiera sucedido en otra vida. 
Una experiencia larga y dolorosa. A veces me sentaba sola con mi sufrimiento. 
Otras veces me sentía completamente perdida. E l problema con el suicidio,
es que nadie sabe qué decir , ni como reaccionar. Entonces hay gente que se te acerca sonriente, quieren aliviarte, cambiarte las ideas... Lo más común es que los sobrevivientes al suicidio de un ser querido nos sintamos solos. Que no comprenden cómo nos sentimos.
En los días, las semanas, los meses e incluso los años que siguieron a la muerte de mi padre, yo estuve totalmente inundada por la emoción.  Yo no podía dejar de pensar en aquello que yo habría podido hacer, y eso no me dejaba dormir .  Pasaba mis dias en un estado de fatiga constante. 

¿Y si hubiera atendido el teléfono esa noche? 

¿Habría él cambiado de opinión al escuchar mi voz? 
¿O escucharme habría simplemente reforzado su pasaje al acto?

Me sentía culpable de seguir con vida. 

A veces lloraba. O bien me quedaba perfectamente inmóvil, mirando las olas rompiendo en la playa, a la espera de que una señal me hiciera saber que mi padre estaba mejor "ahí donde ahora estaba".  A veces yo me recriminaba no haber visto venir la situación, o parlamentaba con Dios, o con quien sea que estaba "allá arriba".  Hacelo volver. Te lo ruego. 

También me pasaba de enfurecerme. ¿Por qué nosotros? ¿Por qué yo? ¿Por qué él?
He tenido que pasar por toda una gama de emociones antes de hacer mi duelo. 

El suicidio de un ser querido es una situación traumática, muchos de los sintomas descriptos en la viñeta corresponden al trastorno de estrés post-traumático y pueden aliviarse con EMDR

El pasado no se puede cambiar, sin embargo es posible metabolizar el dolor de esa pérdida.

Hablar e informarnos acerca del suicidio puede ayudarnos a  prevenirlo mejor.

Los especialistas en SUICIDOLOGIA alertan que NO ES CIERTO que si una persona habla de suicidio, eso es suficiente para pensar que entonces no va a cometer el acto. 

La importancia de hablar tiene que ver con exorcizar el tema, atravesar el miedo y el rechazo que produce la temática y estar en mejores condiciones de buscar ayuda para aliviar el dolor emocional que está ligado a los pensamientos suicidas. 

A veces tampoco es cierto que solo se trataría de estar atentos y prestar atención: es inquietante escuchar cuando se habla de un cierto porcentaje de suicidios que NO están precedidos por ninguna conducta que nos permitiría prevenirlos y llegar a evitarlos. ¿Es esto cierto? Consultado telefónicamente sobre este punto un agente de la Fundación Entrenadores de Vida precisó que según las investigaciones que han llevado a cabo, esos suicidios aparentemente "mudos" se darían únicamente en casos de esquizofrenia. O depresiones severas que no han sido eficazmente tratadas, en cuyo caso el cuadro de depresión es parte del proceso, por lo que un deselnace de suicidio ya no sería tan "mudo".

El suicidio no es un acto aislado y desconectado, el suicidio es siempre un PROCESO SUICIDA. Este concepto es de la mayor importancia. El suicido es un acto cuya preparación latente o manifiesta ha tenido siempre  cierto desarrollo previo en el tiempo, por eso es importante el estar atentos al malestar  afectivo que sufre una persona. El malestar anímico nunca debería permanecer desatendido. Es necesario consultar. a profesionales especializados para obtener ayuda adecuada .

Este documental español trata el tema de manera muy amplia y con mucho respeto, dándole la palabra a especialistas en salud mental españoles, educadores, asistentes sociales,  familiares y sobre todo a personas que HAN SOBREVIVIDO A INTENTOS DE SUICIDIO, SE HAN TRATADO y HAN LOGRADO SALIR ADELANTE EN LA VIDA.

¿Cómo identificar si alguien puede estar en riesgo de cometer un acto de suicidio?

En la mayoría de los casos existen algunos indicadores que pueden ayudar a identificar cuando una persona está planteándose la alternativa de suicidarse, aunque hay que destacar que es importante la evaluación del contexto en que se dé este tipo de indicadores y estar claros en que nunca se puede tener la certeza de las intenciones de suicido a menos que la persona lo exprese como tal. 
Entre los indicadores podemos encontrar:
  • Frases como: "prefiero estar muerto" y "cuando me muera me extrañarás"
  • Escribe notas a sus familiares o amigos basadas en pedir disculpas, dar instrucciones, acusar a alguien, despedirse.
  • Escribe un testamento o dona objetos de valor para él o ella
  • Pasa de un estado de ánimo a otro repentinamente (aislamiento, impulsividad, rabia)
  • Problemas frecuentes en el trabajo, con la familia, en su vida personal
  • Abuso de sustancias (alcohol, drogas)
  • Abandona los intereses, gustos o pasatiempos que antes le provocaban placer y disfrute.
  • Pasa períodos depresivos prolongados.
  • Cambia hábitos de alimentación y de sueño.
  • Provoca situaciones de riesgo innecesarias


"La muerte silenciada. Suicidio, el último tabú" - Documental (2013)

El documental español  que cuelgo a continuación trata el tema de manera muy amplia y con mucho respeto, dándole la palabra a especialistas españoles en salud mental, educadores, asistentes sociales,  familiares y sobre todo a personas que HAN SOBREVIVIDO A INTENTOS DE SUICIDIO, SE HAN TRATADO y HAN LOGRADO SALIR ADELANTE EN LA VIDA. 




Intervenciones sobre PROCESOS SUICIDAS en Argentina

En nuestro país el suicidio es una de las principales problemáticas epidemiológicas de salud mental, por lo que requiere la atención de los diversos actores sociales para poder prevenirlo.

Es tiempo de tomar conciencia del problema, ser empáticos, y  ver cómo hacer para bajar las estadísticas.  
No todo depende de nosotros, pero podemos ser factores de salud que acompañen y ayuden a la persona que esta sufriendo a encontrar alternativas.
Ser un buen amig@, NO garantiza que logremos salvar de la muerte a una persona, pero sí al escucharla y estar disponible. ¿Podemos ser artífices del armado de la red que hace falta para tratar de ayudar?

Entre el 50% y el 75% de la gente que piensa en suicidarse lo habla con alguien.  

Es duro, pero...  ¿Podemos estar disponibles para la escucha? ¿Podemos mirarlos a los ojos? ¿Podemos comprenderlos?  ¿Incluso si no responde al teléfono o se niega a abrir la puerta? Podemos estar ahí para él o ella?  Estemos también atentos a las personas que han sufrido el suicidio de alguien cercano. Escuchar su historia. Tomar sus manos entre las nuestras. Ser comprensivos. Que sientan que estamos cerca. Ayudarlos a pedir ayuda. No temer mostrar que estamos preocupados por ell@s.  
La sola enumeración de lo antedicho en el contexto de nuestro estilo de vida actual puede sentirse como una responsabilidad abrumadora. Y si se trata de alguien muy cercano, hasta nosotros mismos necesitemos ser ayudados para poder ayudar. 

Armar una red es relevar, buscar, y comprometer a otras personas en las que podamos apoyarnos para ayudar entre varios a ese otro que nos necesita.  

Una red de personas puede frecuentemente cambiar la vida de alguien que sufre. 

Entrenadores de vida
Los entrenadores de vida son profesionales de la salud o educación, capacitados en la comprensión de procesos suicidas y su implicancia en la salud, la educación y sus contextos.
Cuentan con herramientas conceptuales, procedimentales y actitudinales, para comprender el sentido y sentimiento profundo de la vida, para ser utilizadas con personas que transitan procesos suicidas. Es el especialista que guía y ayuda a las personas y su entorno a construir fortalezas individuales y colectivas, para afrontar la vida y mejorar su calidad.



Las Redes Sociales Comunitarias cumplen una importante función, por sus objetivos, funciones y fines en común. 
La Real Academia Española define una red como, “Conjunto de elementos y/o personas organizadas y relacionadas entre sí para realizar un determinado fin y/o actividad”: las redes ejecutan acciones con impacto comunitario, intervenciones sobre grupos vulnerables, intercambios dinámicos de información, experiencias y conocimientos. Se conforman de una manera provechosa de interacción social dinámica, asertiva y prosocial.





El entrenamiento de vida es un proceso psicoeducativo, especialmente diseñado, que promueve en las personas y la comunidad el desarrollo o aumento de habilidades cognitivas, emocionales y sociales para transitar una vida saludable.




Direccionario útil 

En Argentina:

*Centro de asistencia al suicida :  Discar 135  (supuestamente, atiende las 24 horas) 
*Programa de Prevención, Atención y Posvención del Suicidio "Entrenadores de Vida:"  Teléfono (054 011)4664-1936 Atención de Lunes a Viernes en el horario de 9 a 23:00 hs.

En todo el mundo
* Centros de prevención del suicidio y ayuda a personas en crisis:  http://www.iasp.info/resources/Crisis_Centres/



Para conocer bibliografía recomendada sobre el tema, clikeá aquí.