Wislawa, la poeta misteriosa.

"Cuando en 1996 la poeta Wislawa Szymborska ganó el Premio Nobel de Literatura sucedió lo que sigue sucediendo ahora. Nadie conocía a una escritora de uno de los países más olvidados del mapa: Polonia. Y lo que es más grave, ni siquiera se habían traducido sus poemas al inglés. "Poeta desconocida gana el Nobel". Esto fue lo que les pasó a dos diarios estadounidenses de renombre, The New Yorker y The New Republic, cuando terminaba el mes de octubre de 1996. Szymborska había ganado el Premio Nobel el día 3 y estos periódicos ofrecieron la traducción al inglés de uno de los poemas de la polaca, que en España se conoce por el título ‘A algunos les gusta la poesía’. Primer impacto. ¿Nadie en Estados Unidos había traducido ningún poema de Szymborska antes de que ganara el Nobel? Pues no, parece que nadie..." -recuerda un artículo en Underdogs Magazine.   

Googleo y retengo lo siguiente:  

Wislawa Szymborska, poeta nacida en Polonia, traductora de poesía y periodista, (1923-2012)
/"tranquilamente y en sueños”, describen la partida / la finura de la palabra poética de Szymborska / su lenguaje tiene una vibración emocional e intelectual muy particular / la poeta se sirve de una mezcla de observaciones muy concretas, tomadas frecuentemente del mundo de la biología / tono lírico sobrio, siempre atenuado por la ironía / cada poema parece una joya, perfecta e irrepetible, que la poeta elabora con la máxima discreción / suele partir de un dicho, de un giro coloquial, de una pequeña observación práctica o de un reflejo de sus lecturas, deformándolo, arrojando sobre este dato una nueva luz, siempre teñida de humor lingüístico / porque amar a la poesía implica renunciar a la belleza demasiado “alta” de una poesía confiada en sí misma./



A ALGUNOS LES GUSTA LA POESÍA

A algunos,
es decir, no a todos.
Ni siquiera a los más, sino a los menos.
Sin contar las escuelas, donde es obligatoria,
y a los mismos poetas,
serán dos de cada mil personas.

Les gusta,
como también les gusta la sopa de fideos,
como les gustan los cumplidos y el color azul,
como les gusta la vieja bufanda,
como les gusta salirse con la suya,
como les gusta acariciar al perro.

La poesía,
pero qué es la poesía.
Más de una insegura respuesta
se ha dado a esta pregunta.
Y yo no sé, y sigo sin saber, y a esto me aferro
como a un oportuno pasamanos.

IDEA

Me vino a la cabeza una idea
¿para un verso? ¿un poema?
Muy bien - le digo- quédate, hablemos.
Tienes que contarme más de ti.
Ella me murmura algo al oído.
Desde hace mucho me preocupa ese asunto.
¿Pero un poema sobre eso? No, seguro que no.
Ella me murmura algo al oído.
Eso es lo que tú crees –le respondo-
Ni siquiera sabría cómo empezar.
Ella me murmura algo al oído.
Te equivocas –le digo- un poema concentrado y breve
es más difícil de escribir que uno largo.
No me tortures, no insistas, porque no va a salir bien.
Ella me murmura algo al oído.


Como quieras, lo voy a intentar, ya que te empeñas.
Pero de antemano te digo lo que va a pasar.
Ya verás, lo escribo lo rompo y lo tiro a la basura
Ella me murmura algo al oído.
Tienes razón –le digo- claro que hay más poetas.
Otros lo harán mejor que yo.
Te puedo dar nombres, direcciones.
Ella me murmura algo al oído.
Sí, claro que los voy a envidiar.
Nosotros nos envidiamos hasta los malos poemas.
Y éste quizá debería… quizá debería tener...
Ella me murmura algo al oído.
Exactamente, tener esos rasgos que enumeras.
Así que mejor cambiemos de tema.
¿Te apetece un café?

Ella solamente suspira

Comienza a desaparecer

Y desaparece 







Wislawa y su sonrisa de Gioconda
 
("A veces escribo rápidamente. A veces me paso varias semanas
con un sólo poema. Me encantaría que los lectores no pudieran
adivinar cuál de mis poemas me llevó tanto tiempo!")

("No creo que tenga una misión. A veces realmente tengo una necesidad espiritual
de decir algo más general acerca del mundo, y a veces algo más personal.")

("Cada uno de nosotros tiene una naturaleza muy rica que nos permite mirar las cosas objetivamente desde cierta distancia, y al mismo tiempo 
tener algo de lo más personal para decir acerca de ellas.  
Estoy tratando de mirar el mundo y a mí misma, desde muchos puntos de vista. 
Creo que muchos poetas tienen esa dualidad")



LAS TRES PALABRAS MAS EXTRAÑAS

Cuando pronuncio la palabra Futuro,
la primera sílaba pertenece ya al pasado.
Cuando pronuncio la palabra Silencio,
lo destruyo.
Cuando pronuncio la palabra Nada,
creo algo que no cabe en ninguna no-existencia.







Ábaco Romano

CONTRIBUCIÓN A LA ESTADÍSTICA

De cada cien personas, 
las que todo lo saben mejor:
cincuenta y dos, 
las inseguras de cada paso:
casi todo el resto, 
las prontas a ayudar,
siempre que no dure mucho:
hasta cuarenta y nueve, 
las buenas siempre,
porque no pueden de otra forma:
cuatro, o quizá cinco, 
las dispuestas a admirar sin envidia:
dieciocho, 
las que viven continuamente angustiadas
por algo o por alguien:
setenta y siete, 
las capaces de ser felices:
como mucho, veintitantas, 
las inofensivas de una en una,
pero salvajes en grupo:
más de la mitad seguro, 
las crueles
cuando las circunstancias obligan:
eso mejor no saberlo
ni siquiera aproximadamente 
las sabias a posteriori:
no muchas más
que las sabias a priori, 
las que de la vida no quieren nada más que cosas:
cuarenta, 
aunque quisiera equivocarme,
las encorvadas, doloridas
y sin linterna en lo oscuro:
ochenta y tres, 
tarde o temprano,
las dignas de compasión:
noventa y nueve, 
las mortales:
cien de cien.
Cifra que por ahora no sufre ningún cambio.

Wislawa Szymborska
(1923-2012)

Dice Google que se fue a los 90 años. 
Tranquilamente, en sueños.
Queda su poesía,
para que como desde 1996 la sigamos descubriendo 
eternamente, cada vez que sea el momento.