Los Juegos Asociativos con Cartas Kesem

Los juegos asociativos son juegos de cartas con imágenes para favorecer la autoconciencia.

La historia de este recurso psicoterapeutico y de desarrollo de la creatividad se acompaña de una serie de coincidencias circunstanciales que se combinaron de modo sorprendente... como las cartas mismas.

Todo comenzó en 1975 cuando el  artista canadiense Ely Raman  decidió que él no quería que el arte  fuera algo solo para artistas y conocedores sino que merecía salir de las galerías y utilizarse en otros contextos con el objeto de disminuir la distancia entre la obra y el observador. Además su forma de expresión artística preferida era lo que él llamaba "estructuras variables". Para ese momento él mismo se había convertido en "coleccionista de cartas" por razones estéticas, y le fascinaba el proceso de la suerte, la elección a ciegas de una carta y las espontáneas interpetaciones que surgían. Atraído por el mazo de tarot de Waite, diseñó su propio mazo de tarot que se llamó Tarot Raman.  Le mostró las cartas a su vecino el psicoterapeuta Joe Schlichter quien luego de verlas sugirió que la Terapia Gestáltica podría ser la base para la reglas de juego.  Joe animó a Ely a desarrollar y publicar las cartas como  juego y herramienta psicológica. Como algunos conceptos se expresan mejor en palabras que en imágenes, también ideó cartas con palabras, para poder combinar ambos. De esta manera su mazo de cartas se convirtió aún más en una "estructura variable" capaz de expresar el cambio constante.

Así fue que nacieron las primeras Cartas OH publicadas en 1985 en Alemania junto a su amigo Moritz Egetmeyer.

El primer mazo que vio la luz consistió en 88 imágenes y 88 palabras que permitían 7744 combinaciones (!) y reflejaban la rueda de la vida en un amplio espectro que va del placer y el deseo, al temor y el dolor, favoreciendo la respuesta espontánea y el trabajo de asociación entre emociones y pensamientos evocados y expresados verbalmente.

En la actualidad no solo se han editado en 21 idiomas, sino que han desarrollado muchos mazos OH diferentes (a los que se suman los mazos israelies de Itzik, cuya historia por el momento desconozco, pero estoy ansiosa de averiguar!).

Cada persona es un Cosmos completo, pleno de experiencias, recuerdos, emociones, pensamientos y... asociaciones que dan cuenta de la relación existente entre caos y orden,
entre lo funcional y lo disfuncional de cada persona en  situación y en cada momento dado.

El recurso terapéutico de los juegos asociativos nos invita a embarcarnos en un viaje de aventura -a través de la imaginación y la creatividad- hacia el centro de nosotros mismos.





Fuente:   "Strawberries beyond my window" by Waltraud Kirschke - Games of Association for opening the door to Creativity and Communication - OH Publishing.