La Cultura Twitter: (¿Qué estás haciendo?).



 "El ritmo acelerado de la vida moderna está reduciendo el tiempo del que disponemos para la reflexión. Sin embargo, el énfasis puesto en las prácticas que sostienen que cuanto más rápido, mejor, nos está forzando a advertir su naturaleza destructiva. Necesitamos el equivalente de los bosques protegidos para cuidar nuestro ecosistema mental." -David Levy- (1)


¿Qué es twitter?

Twitter es una red social, es decir, una aplicación disponible en Internet cuyos usuarios se relacionan de una determinada manera. En este caso,  el objetivo de sus miembros es comunicar a los demás lo que están haciendo en un momento dado. Un mensaje, formado de 140 caracteres como máximo que -a no ser que se especifique lo contrario- puede ser leído por todos los usuarios. 

¿Es útil twitter?.  Dicen que sí. (No es una red para añadir una cantidad enorme de contactos.) Hasta ahora según la wikipedia, los usos más conocidos son: el seguimiento de eventos en directo, la retransmisión de charlas y ponencias a las que poca gente tiene acceso, el intercambio de opiniones durante un evento en el que la gente asiste como público o incluso comentarios sobre películas o debates retransmitidos por la televisión. 

 Ahora bien: 

"Son muchos quienes, en todo el mundo, están señalando la conveniencia de hacer un "ayuno informativo", una dieta que (...) debería ser aplicada no sólo a la alimentación sino a la información, la gente y las ideas. Es que, al igual que el cuerpo, la mente necesita periodos de ayuno, de ocio. Como en el caso del colesterol, hay un tedio bueno", señala el escritor y periodista italiano Armando Torno.(...) Atraídos por la alternativa de vivir expuestos en la escena pública, parecemos olvidar que nuestra interioridad se basa en la conquista del propio tiempo. (2)
        
       Estamos hiperestimulados
"Un tiempo atrás alguien me dio el ejemplo de cómo cambiaron los guiones de las series de TV si comparamos las series de los 70’s y 80’s con las series de hoy en día. Antes cada episodio contaba una historia"reflexiona el entrepeneur Santiago Bilinkis. "Hoy ninguna serie pone al aire un episodio donde al menos no vayan entretejiéndose al menos tres tramas paralelas y simultáneas. Ver un capítulo de, digamos, Starsky y Hutch o CHIPS... hoy en día nos resultaría insoportable, al punto que hasta hay quienes dicen que pueden abreviar uno de los episodios viejos en apenas 7 minutos sin perder nada de información. (...)  Hoy cuando le cuento a mis hijos que cuando yo era niño solo había cinco canales de TV y una hora de dibujos animados por día ellos me miran con incredulidad, casi sorna. Cierro los ojos y puedo imaginar a mis nietos mirándome de la misma manera y diciendo: “¿¿¡¡En serio vos hacías la misma cosa todo el tiempo durante más de cinco minutos??!!”.
 Habría investigaciones que dicen que nuestro tiempo de atención cuando estamos navegando en internet es de nueve segundos, el mismo tiempo que tiene un pececito dorado.De esta manera, mucho más que saciar la sed informativa, Twitter machaca sin pausa sobre el resorte mental de la gratificación instantánea. Nos enfrenta, de manera impiadosa y permanente, a demostrar nuestra capacidad de demorar algo que ahora nos daría una pizca de satisfacción ya en pos de una recompensa que puede estar a horas, días, meses de distancia.La abundancia de estímulos no solo genera que cuantitativamente flaqueemos más a menudo, sino que también genera una suerte de adicción a esta felicidad vacua, minúscula y efímera. Cual bebedores compulsivos, tan pronto estamos un cierto plazo enfocados en alguna actividad que no provee la gratificación informativa inmediata, nuestra mente empieza a pedirnos "data" usando la herramienta más poderosa de la que dispone: la distracción.(3) 
¿Será el camino de salida de este embrollo controlar mejor nuestro impulso de usar las adictivas herramientas disponibles hoy en día? ¿Habrá un camino hacia una nueva manera de enfocar nuestro pensamiento sin repudiar la tecnología? ¿O habrá que aprender a vivir pensando de una nueva manera desenfocada aún desconocida, con la concentración como curiosa reliquia del pasado?
Bilinkis arriesga que seguramente a muchos de sus lectores también les pasa algo de esto en las relaciones con sus seres queridos. Nos descubrimos a nosotros mismos mirando el celular o la compu en momentos en que estamos con nuestras parejas, nuestros hijos, nuestros amigos? (4)
La notebook, el celular,  han pasado a ser un "personaje" más en muchos conflictos vinculares entre parejas, padres e hijos. La queja respecto a los que "están siempre enchufados a algún aparato", se escucha. Su contrapartida  -la hiperestimulación y tendencia a la distracción)  se manifiesta como ingrediente que participa de distintas maneras en situaciones clínicas diferentes.        
Pareciera un mecanismo de adaptación de nuestros cerebros para ajustarse a la hiperestimulación a la que desde hace unos años estamos sometidos. Pero lo que resulta adaptativo para el “multitasking” resulta destructivo para la capacidad de estar atentos a algo en particular. 
Con este cambio estamos, sin casi darnos cuenta, perdiendo algo muy valioso: la posibilidad de estar realmente presentes allí donde estamos.    (5)

La psicoanalista Raquel Ferrari -investigadora en psicología de las redes sociales y los social media- advierte el hecho de que no se trata de patologizar una herramienta que puede ser de hecho útil e interesante (las redes sociales), sino que todo depende de discriminar el tipo de hábito que tiene el usuario, y para ello menciona la regla de las 6 W:

What: ¿Qué ? (qué información estoy intercambiando?)
Who : ¿Quién? (con quien estoy en contacto?)
When ¿Cuándo? (es imprescindible hacerlo en ESTE momento?
Why ¿Por qué? (por qué AHORA? por qué no podría esperar?)
Where ¿Dónde? (en ESTE lugar?)
How ¿Cómo? (de que manera lo hago?)
La propuesta es autoobservarnos y aplicarnos la regla de la 6W para darnos cuenta del tipo de relación que tenemos con la información proveniente de celulares y netbooks.

¿Estamos o no necesitando ponernos a dieta informática ? ¿Podemos hacerlo?

La hiperestimulación hace que el TEDIO BUENO mencionado más arriba sea decodificado por algunos como sensación de aburrimiento. Cuando la simple inactividad o falta de estímulo externo nos parece aburrida, o nos pone ansiosos, será que la inactividad nos angustia?

 Es que tal vez dejamos que nos aturda la actividad para no angustiarnos?

Qué nos angustia ? O es que simplemente estamos perdiendo la capacidad de estar "en calma"? ¿Podemos recuperarla?


Como dice Jaim Echeverri, citando a Virginia Wolff:
"es en el ocio, en el sueño, cuando la verdad sumergida a veces emerge a la luz". (6)
Reconquistar nuestro tiempo.
Reaprender a concentrarnos, deteniéndonos a pensar sin sucumbir a la creciente ansiedad por sumergirnos en el mundo de las máquinas.


"¿estás leyendo esto todavía o ya estás por cliquear en otro link? Necesitamos ser a la vez patinadores en la superficie de la laguna y buceadores. Dominar la habilidad de acceder a hechos mientras reservamos el tiempo y espacio para hacer algo significativo con ellos"(7)


El buen uso de las redes sociales es una forma mucho más amplia de percibir el mundo, permite construír puentes interesantes y mejorar los vínculos reales. Se trata de reflexionar aprender ese buen uso. (8)


-¿Qué estas haciendo?

- En este instante estoy en contacto conmigo,
en silencio, hago un paréntesis, estoy en calma.
En este momento (ouups ! no estoy haciendo nada?)
          En este momento -tomo una inspiración y largo el aire-
          me doy cuenta que estoy "siendo".
Entre "tuiteo" y "tuiteo"... también podría estar bueno empezar a ver de qué se trataba, se trata o se tratará eso


"SOBREVIVIENDO A SIGMUND...." http://rferrari.wordpress.com/2010/09/15/redes-sociales-vinculos-digitales/

DIARIO LA NACION. "AYUNO"   http://www.lanacion.com.ar/1353370-ayuno

Consultas: psicoarte.hoy@gmail.com