TERAPIA FLORAL



Bach Centre, Mount Vernon,
Oxfordshire, Inglaterra
Las esencias florales son una herramienta terapéutica
energético-vibracional.


Su uso en un proceso terapéutico está destinado a aliviar desequilibrios mentales-emocionales


Perspectivas de la terapia floral:


- Aliviar el dolor mental y emocional, accediendo al sentido del mismo.


- Tomar conciencia de la vida como proceso y ampliar la conciencia del paciente para integrar aspectos desconocidos no advertidos o inconscientes de manera vivencial.


- Poner en perspectiva histórica aquello que hacemos consciente. Que el paciente comprenda que esto que le ocurre hoy es fruto de un devenir. Totalizar la toma de conciencia en función de una experiencia global de vida.


- Lograr una mayor identidad, promover la discriminación, y favorecer la singularización de la vida en relación a un proyecto, que se extiende al futuro. En este sentido la terapia floral apunta a sostener e incrementar el proceso de individuación. 


Fundamentos de este enfoque:


1. La prevención y curación de la enfermedad se logra descubriendo lo que la causa y operando una transformación. 


2. No se tiene en cuenta la naturaleza de la enfermedad, sino el paciente que la porta.


3. La cura se orienta a restablecer la armonía entre el alma y la mente.


4. Salud y enfermedad son procesos que pueden articularse al devenir de principios universales con los cuales es posible entrar en sintonía.


5. El criterio de curación no debe ser la eliminación de síntomas, sino el cambio de perspectivas del paciente que sufre, la recuperación de su paz mental y capacidad de felicidad interna.


 A diferencia de los fármacos que actúan exclusivamente en el plano físico del ser humano, los patrones energéticos contenidos en las esencias florales actúan a nivel de los vehículos  emocional, mental y espiritual. Crean armonía interna y potencian los sistemas energéticos superiores mediante los cuales el ser humano se conecta con su yo superior.


Edward Bach explica la acción de las flores diciendo que:
"La acción de estos remedios es elevar nuestras vibraciones y abrir canales para la recepción del Ser Espiritual (...) Son capaces al igual que la música hermosa o cualquier otra cosa de elevación gloriosa que nos da inspiración, de elevar nuestra naturaleza interna y acercarnos a nuestras almas, darnos paz y aliviar nuestros sufrimientos. Curan, no atacando la enfermedad, sino inundando nuestros cuerpos con las vibraciones de nuestra naturaleza superior (...) No hay curación real a menos que haya un cambio en la perspectiva con la cual el hombre ve el mundo..."
La terapia floral puede ayudar a recuperar la armonía al transformar nuestras actitudes y perspectivas.    


Se trata de un método holístico.    


Son remedios que actúan en la zona de transición que conecta las emociones, el cuerpo mental y el cuerpo físico.   


Las Flores de Bach y California nos ayudan en situaciones difíciles y cumplen un rol preventivo, al evitar que situaciones de malestar que deberían ser pasajeras, se estanquen.   


Su utilización puede ser adecuada al inicio de procesos psicoterapeuticos, ocasionalmente o como acompañamiento permanente, y durante el transcurso  de los mismos cuando hace falta apoyar el desarrollo de nuevos recursos, o movilizar aspectos internos del paciente a colaborar en el proceso de integración individual en marcha (vida afectiva, sexual, energética, espiritual, creativa, de aprendizaje, social, y de autorrealización).




Mail de contacto: psicoarte.hoy@gmail.com


Bibliografía:
GRECCO Eduardo y ESPECHE Bárbara: FLORES DE CALIFORNIA Manual Práctico y clínico, Ediciones Continente, Buenos Aires, 1992;  GRECCO Eduardo: Terapias Florales y Psicopatología, Ediciones Continente, Buenos Aires, 1993